Receta de Galletas de mantequilla

Posted on Jul 18, 2019

  ¡Por fin os traigo mi receta de galletas de mantequilla!

     La verdad es que encontrareis mil recetas navegando por internet, y las profesionales (las de verdad) en el arte de las galletas decoradas también tienen la suya, pero, habiendo probado varias y todas “la mejor”, he aprendido que la mejor es la que me valga a mí. 

     Con esto quiero decir que el resultado de una receta varía según la temperatura del día, del clima de cada ciudad/país y del ánimo o las ganas que le pongas ese día, por tanto tendréis que ir probando una hasta que os guste su resultado. Eso sí, algo en lo que siempre se coincide, sea la receta del origen que sea, es en que los ingredientes tienen que ser de calidad y estar a temperatura ambiente cuando se vayan a usar.

     Cuando mi ‘ángel de la guarda’ me dio esta receta, me dijo -“Aunque te la pidan no se la des a nadie, que es muy difícil encontrar una buena receta”. Siendo cierto, lo que también tiene que ser buena es la cabeza. Es decir, hay que entender la receta y conocer un poco sobre la materia, si no de nada vale una buena receta.

     Bueno sí, está bien, sirve para tener una buena base, pero la realidad es que no vais a saber cuál es, hasta que le cojáis el punto y sepáis entenderla. Para ello, os diré, que hay que lanzarse y empezar equivocándose. Nadie nace sabido, como decía mi madre, y la mayoría de las veces se aprende practicando (ensayo y error). Las primeras igual salen un poquito feas o, como nos ha pasado a todas, saldrán burbujas, se quedarán duras… y a fuerza de leer y leer blogs, trucos, consejos y demás, les acabaréis pillando el ‘quid’.

     Sin más preámbulos, os dejo la bendita receta y ya veis en las imágenes cómo me quedan.

ingredientes cookies

      Preparar esta receta es muy sencillo:

⇒ Empieza batiendo, con unas varillas o amasadora, la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glas, hasta que blanquee (hay quien dice que no vale el azúcar glas hecho en casa, pero teniendo en cuenta que se va a hornear, no tengáis problema en usar una hecha en Thermomix o con molinillo)
⇒ Añade el huevo previamente batido, la esencia de vainilla y la sal y vuelve a batir hasta que se integre todo por completo.
⇒ Por último tamiza la harina en un bol aparte, y ve incorporándola poco a poco. Aquí os aconsejo que, si lo hacéis con una batidora de varillas, las últimas incorporaciones las mezcléis a mano porque la masa es más durita y podemos correr el riesgo de sobrecalentar y cargarnos la batidora.
⇒ Una vez tenemos la masa, yo suelo dividirla en dos y meterla al frigo envuelta en papel film, al menos tres horas, antes de estirarla para amasar. También podéis congelarla así, o hacerlo una vez las hayáis cortado.
⇒ Cuando queramos hornear, la sacaremos del frigorífico y con un rodillo la estiramos hasta que tengan un grosor aproximado de unos 5mm. Cortamos con las formas que más nos gusten y volvemos a llevarlas al frigorífico otra media hora antes de hornear.

⇒ Precalentamos el horno a 180º y horneamos nuestras galletas entre 12 – 15 minutos. Sabréis que están listas cuando empiecen a coger un tono dorado por los filos.

Δ ¡Cuidado! Al salir del horno las galletas están muy blanditas. Recuerda que son de mantequilla, pero no por ello están crudas.
Verás que, según enfríen, se endurecen.
Δ

«Si sale mal, vuelve a intentarlo.»

       Esta receta sirve para decorar con glasa, con fondant o para comer así de sencillas. ¡Riquísimas! Y si os animáis a hacerla me encantaría saberlo y que lo compartáis conmigo. ⇓⇓   

     No lo imagines… ¡cómetelo! ♥ 

Si te ha gustado, ¡compártelo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *